Acta del Jurado del Premio Las Américas de Novela 2014

Laudo IV Premio «Las Américas» 

El jurado de la IV edición del Premio «Las Américas» de Novela 2014 estuvo integrado por las escritoras Gabriela Alemán (Ecuador), Liliana Colanzi (Bolivia) y Marina Perezagua (España), así como por el novelista Juan López Bauzá (Puerto Rico), en su calidad de ganador de la tercera edición. Presidieron el jurado los escritores Ángel Darío Carrero (Puerto Rico) y Fernando Iwasaki (Perú).

          Sobre un universo de doce títulos propuestos, el jurado deliberó hasta reducir la lista a cuatro novelas –todas publicadas en 2013- y que fueron las siguientes:

  1. Los estratos (Periférica) de Juan Cárdenas (Colombia).
  2. La transmigración de los cuerpos (Periférica) de Yuri Herrera (México).
  3. Nombres y animales (Periférica) de Rita Indiana (República Dominicana).
  4. La sangre de la aurora (Animal de Invierno) de Claudia Salazar Jiménez (Perú).

 El jurado dispuso de tiempo suficiente para releer las cuatro novelas elegidas y, tras intercambiar análisis, reflexiones y comentarios procedió a una votación de la cual resultaron: primera finalista Nombres y animales de la dominicana Rita Indiana y ganadora La sangre de la aurora de la peruana Claudia Salazar Jiménez.

`[…] La sangre de la aurora es un libro poblado de voces, aunque más en un sentido polifónico que coral. Su brevedad se prestaba a la linealidad (la novela tiene menos de cien páginas), pero la autora acertó al elegir una estructura fragmentaria, pues la lectura de La sangre de la aurora supone el dolor que provocan las esquirlas después de una explosión. Claudia Salazar Jiménez ha trenzado unas historias donde el horror, la locura, el deseo y la crueldad muestran lo peor de la condición humana.

          Ambientada en el contexto de la violencia de Sendero Luminoso y la represión estatal, La sangre de la aurora narra aquellos años de plomo a través de las miradas de una periodista, una campesina y una combatiente, mientras la guerra convertía sus cuerpos a trozos en atroces campos de batalla. El jurado valoró así aquel doloroso ejercicio literario: “Claudia Salazar se decanta por una escritura fragmentaria que da cuenta de la imposibilidad de narrar lo inconmensurable del trauma, y a la vez muestra de manera contundente cómo se puede relatar la historia de un país arrasado por la violencia a partir de historias íntimas, muy personales” (Liliana Colanzi). Y, según Marina Perezagua, “la única manera de herir, de afectar necesariamente al otro con nuestro dolor, es transformarlo, primero, en carne de nuestra carne. Las mujeres de esta novela son capaces de interpelarnos no desde su condición de mujeres, sino desde un dolor ancestral del que todos salimos, aunque se nos haya olvidado. Es el grito de Antígona. Retornar a la fuente común de nuestras heridas nos une, porque no hay relación más íntima entre los hombres que la guerra”. En palabras del poeta Ángel Darío Carrero: “Claudia Salazar no tuvo que remontarse a Ireneo de Lyon para intuir que ‘lo no es asumido no puede ser redimido’, le bastó hurgar en la memoria de su propia sangre, sangre de su pueblo, sangre terriblemente extendida. Todos nos sentimos parte de las ambiciones de su grito paradigmático”.

          La visión lacaniana de la tragedia de Sófocles – Antígona– impregna toda la lectura de La sangre de la aurora, porque para Claudia Salazar Jiménez el acto ético también es en sí mismo femenino y así las acciones de sus criaturas representan la posibilidad de construir una «comunidad ética» después de los estragos de la guerra.

          Por lo tanto, el jurado de la IV edición del Premio «Las Américas» de Novela ha querido distinguir la obra de una autora que ha explorado los abismos de la condición humana hasta encontrar lo femenino aunque no en la «otredad» distante, sino en cada individuo -hombre o mujer- capaz de actuar éticamente en medio del espanto, la tragedia y la desolación. Claudia Salazar Jiménez es la primera escritora galardonada con el Premio «Las Américas» y el jurado se congratula de añadir a su breve historia La sangre de la aurora.

Ángel Darío Carrero

Fernando Iwasaki

Presidentes del Jurado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s